Artículos

Disciplinas libertadoras


Sin Ansiedad

En esta vida hay ciertos privilegios que Dios nos ha dado a todas las personas, no importa cuál sea su situación económica, social, política o educacional. Sin embargo, el hecho de que todo ser humano puede disfrutar de muchos privilegios y, además, como cristianos podemos gozar de una vida de paz, alegría y felicidad, no quiere decir que somos libres de problemas.

No obstante, hay muchos problemas que el no cristiano constantemente está enfrentando que el verdadero cristiano no tiene que soportar porque, al vivir controlado por Cristo, ciertos problemas no se encuentran en su vida. Hay tantos dolores y lágrimas innecesarios por vivir lejos de Dios.

Pero tenemos que entender que el cristiano, al igual que todo ser humano, vive su situación humana aquí en la tierra; como resultado tiene que enfrentar problemas, luchas, obstáculos, personas que se le cruzan por el camino, sus propias debilidades, es decir, toda clase de problemas. Igual que el vecino que no cree en Dios, tenemos que enfrentar la guerra, problemas económicos y formar un hogar, todo esto que crea ansiedades en el corazón.

Uno de los más grandes privilegios que usted puede disfrutar es vivir una vida sin ansiedades que carcomen a tantos millones de personas (Proverbios 12:25). La ansiedad, el miedo, la desconfianza, el temor al futuro, que sufren millones y millones de personas no tienen que formar parte de la vida del seguidor de Cristo (Juan 14:27).

En Filipenses 4:6-7 Dios nos hace una promesa fabulosa. Se la dejo para que usted y todas las personas que usted va a tocar en este día puedan disfrutar de este fabuloso privilegio. Dice así: «No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús» (NTV).

Hay un privilegio tremendo que he ...

Continuar leyendo